El falso mito de los lácteos

leche cayendo de una jarra a un vaso

Por Luz Belmed

Siempre había creído que beber leche de vaca era necesario así que bebía en abundancia, hasta que aprendí que no lo es.

En la naturaleza los animales sólo toman leche materna cuando son crías, sin embargo, nosotros consumimos leche durante toda la vida.

¿Por qué no debes abusar de los lácteos?

El abuso de los lácteos en algunas ocasiones son los causantes de alergias e intolerancias, enfermedades autoinmunes, problemas digestivos, entre otros y también se los relaciona con algunos tumores.

Curiosamente, las personas que tienen un consumo elevado de lácteos padecen más osteoporosis que las personas que no los consumen.

Los animales están atiborrados de antibióticos y hormonas que pasan a los consumidores. Por lo tanto, si se consumen muchos lácteos, para mí lo más saludable es consumirlos ecológicos ya que el porcentaje de hormonas y de antibióticos que les ponen a los animales es menor. Son un poco más caros, pero se invierte en salud.

Se relaciona el consumo abundante y diario de lácteos con episodios repetitivos de candidiasis, exceso de mucosidad y digestiones pesadas, notando una mejoría extraordinaria al dejar de consumirlos o reducirlos.

¿Por qué necesitamos calcio?

Pero necesitamos tomar calcio porque es un mineral muy importante ya que el corazón, los nervios y los músculos, necesitan recibir su aporte diario de calcio para que funcionen bien y para la coagulación de la sangre.

Es necesario para tener los huesos y los dientes fuertes, especialmente en la etapa de crecimiento, en el embarazo, la menopausia y en la vejez.

Hace años que dejé de consumir productos lácteos diariamente. Solo de vez en cuando tomo un poco de queso, yogur y kéfir de oveja o cabra.

El kéfir es estupendo, es un probiótico rico en calcio y muy beneficioso porque en el proceso de fermentación la lactosa se transforma en ácido láctico; al beber kéfir estamos introduciendo organismos vivos en los intestinos.

¿Qué alimentos contienen calcio?

¿Y cómo obtengo el calcio sin tomar lácteos diariamente?

De otras fuentes.

repollo
  • Sardinas  
  • Almendras crudas o tostadas sin sal
  • Garbanzos
  • Sésamo
  • Repollo y el agua de su cocción
  • Brócoli
  • Higos secos
  • Bebida, copos y harina de avena integral
  • Crema de cacahuete
  • Todas las verduras de hoja verde

Como podéis ver hay otras opciones muy saludables.

Luz Belmed es autora del libro «Sin dieta» y colaboradora de Vidarmónica. Puedes escuchar su sección sobre este tema en el podcast del programa «Medicina integrativa y Salud integral».